5 Elefantes los Viernes

Hola amig@s!

Una semana más llegan los “5 Elefantes los Viernes” con una anécdota sobre limoneros y con banda sonora y todo. Espero que está historia te refresque el fin de semana. ¡Si ves un elefante suelto ya sabes!

 

El limonero milagro.-

Casi todas las mañanas exprimo medio limón con la mano, y dependiendo de la estación vierto agua fría o caliente, normalmente caen varias pepitas dentro del vaso. Mientras reviso los correos y empiezo el día termino el agua con limón y como en un acto reflejo tiro las pepitas en una maceta que mi ex novia se dejó en casa y que está al lado de una ventana que da a un patio de tejas por la que entra mucha luz. Así durante el año 2018.

En 2019 después de hacer el festival Piel de atún en Cádiz, regresé a Madrid, a mi mesa de trabajo y volví a recuperar la rutina del agua con limón, subir las persianas, las pepitas a la maceta, los correos. En aquella época estaba bastante desanimado por el gran esfuerzo hecho y la incertidumbre de la continuidad del proyecto. Un día de mitad de junio, de la maceta salió un pequeñísima hoja verde. La leche! ¿cómo es posible que la maceta de mi ex reviva? ¿qué planta será? ¿me habrá estado espiando todo este tiempo?.  Marihuana espero, igual es un esqueje tan resistente que lo puedo comercializar y me saca de pobre.

Desde entonces ya no echaba pepitas por las mañanas, pero sí agua y siempre dedicaba una atención matutina a mi verde hoja, luego fueron dos, tres, y hasta creció el tallo. En alguna cena de amigos enseñaba las fotos, una planta mágica que crece de la nada, ¡mi fortuna está asegurada!

Por fin, decidí bajar a ver a mis vecinos de «Margarita se llama mi amor», la floristería de debajo de casa. ¿Me podéis decir qué clase de marihuana es está? Descubrí entonces que tengo un limonero. «Es prácticamente imposible que crezca sin cuidados, estás de suerte» me dijo la simpática florista. La invité a cenar aprovechando el momento.

Desde entonces el limonero milagro ha sido parte de mi pequeña familia y junto a Lua se ha venido a todos viajes largos que he hecho. Este cabroncete resistente algún día será grande, como mi proyecto, le cuidaré y estará espléndido.

Muchos peligros han acechado al limonero milagro, no sabía que los cristales de las ventanas queman sus hojas, una vez lo dejé en la terraza y se lo llevó un huracán, otra vez unos bichos criminales se comieron las hojas y ha estado mustio y débil.

Pero gracias a mis amigos Jorge Juan Nieto y a su familia que siempre cuidó de él cuando tuve que irme de Ibiza y en especial a Dani del golf de Ibiza que ha logrado revivirlo varias veces, hasta llegar a convertirlo en todo un adolescente fuerte y sano, su generosidad no tiene límites.

Dani me decía «tío, mi suegro se puso malo, y cuidaba al limonero, el limonero sanaba y crecía fuerte, me daba esperanza, le hablaba al limonero. Ahora mi suegro está a salvo, este limonero es la pera».

El limonero milagro está ahora en un patio ibicenco, lo cambiamos de sitio para que cuando haga calor tenga sombra y le meza las hojas la brisa que llega del mar. Parece feliz y orgulloso, la gente que pasa por el patio lo admira y le habla: «limonero, limonero, hay que ver que lisonjero, tráeme a mi mucha suerte que yo te quiero limonero.

FIN.

 

Banda sonora-.

Inicio: The Lemon Song

A mitad de camino: Limón, Limonero- Carlos Cano

Final feliz: Mi limón mi limonero- Henry Stephen

 

Como siempre ¡gracias por estar ahí! Ya sabes que me puedes contactar en lprieto@madblue.es y través de las redes sociales como LinkedIn o Instagram. ¿Qué punto de arriba es tu favorito? ¿Qué te gustaría que hablara? Me encantaría conocer tus comentarios o sugerencias, ¡avísame si has visto a un elefante suelto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Tienes más información en nuestra Política de cookies y privacidad

STAYTUNED

¡MadBlue continúa! Suscríbete y conoce todas las novedades