5 elefantes los viernes

Hola amig@s!

Aquí llegan de nuevo  “5 elefantes los viernes”, una lista de las cosas que estoy valorando, disfrutando o explorando.

Esta semana los elefantes sólo podemos rendirle homenaje a Yvon Chouinard, mi ídolo. Nunca he hablado con mayor entusiasmo de un libro que de «let my people go surfing» que me abrió los ojos hacia una vida orientada hacia la naturaleza y en armonía con el trabajo que desempeñas. En MadBlue seguimos los principios de Patagonia y el modelo de liderazgo basado en el ejemplo de Yvon Chouinard.

Os dejamos la carta íntegra de este gran hombre, un acto sin precedentes de amor hacía nuestro planeta. En las montañas o en el mar donde estés Yvon, ¡gracias por tu ejemplo! y todo el equipo de MadBlue seguiremos luchando por parecernos un poco más a tí. (Artículo aquí)

La Tierra es ahora nuestro único accionista.

Si tenemos alguna esperanza de un planeta próspero -y mucho menos de un negocio- va a ser necesario que todos hagamos lo que podamos con los recursos que tenemos. Esto es lo que podemos hacer.

Nunca quise ser un hombre de negocios. Empecé como artesano, fabricando material de escalada para mis amigos y para mí mismo, y luego me metí en el mundo de la ropa. Cuando empezamos a ser conscientes del alcance del calentamiento global y de la destrucción ecológica, y de nuestra propia contribución a ello, Patagonia se comprometió a utilizar nuestra empresa para cambiar la forma de hacer negocios. Si podíamos hacer lo correcto y al mismo tiempo ganar lo suficiente para pagar las facturas, podríamos influir en los clientes y en otras empresas, y tal vez cambiar el sistema en el camino.

Empezamos con nuestros productos, utilizando materiales que causaban menos daño al medio ambiente. Regalamos el 1% de las ventas cada año. Nos convertimos en una B Corp certificada y en una corporación benéfica de California, escribiendo nuestros valores en nuestros estatutos corporativos para que se preservaran. Más recientemente, en 2018, cambiamos el propósito de la empresa a: Estamos en el negocio para salvar nuestro planeta.

Aunque estamos haciendo todo lo posible para hacer frente a la crisis medioambiental, no es suficiente. Tenemos que encontrar la manera de destinar más dinero a la lucha contra la crisis y mantener intactos los valores de la empresa.

«A decir verdad, no había buenas opciones disponibles. Así que creamos las nuestra».

Una opción era vender Patagonia y donar todo el dinero. Pero no podíamos estar seguros de que un nuevo propietario mantuviera nuestros valores o conservara el trabajo de nuestros equipos en todo el mundo.

Otro camino era sacar la empresa a bolsa. Qué desastre habría sido eso. Incluso las empresas públicas con buenas intenciones están sometidas a demasiada presión para obtener beneficios a corto plazo a cambio de vitalidad y responsabilidad a largo plazo.

En lugar de «salir a bolsa», se podría decir que estamos «saliendo a propósito». En lugar de extraer valor de la naturaleza y transformarlo en riqueza para los inversores, utilizaremos la riqueza que crea Patagonia para proteger la fuente de toda riqueza.

Así es como funciona: El 100% de las acciones con derecho a voto de la empresa se transfieren al Patagonia Purpose Trust, creado para proteger los valores de la empresa; y el 100% de las acciones sin derecho a voto se han entregado al Holdfast Collective, una organización sin ánimo de lucro dedicada a luchar contra la crisis medioambiental y a defender la naturaleza. La financiación vendrá de la mano de Patagonia: Cada año, el dinero que ganemos después de reinvertir en la empresa se distribuirá en forma de dividendo para ayudar a luchar contra la crisis.

Han pasado casi 50 años desde que comenzamos nuestro experimento de empresa responsable, y apenas estamos empezando. Si tenemos alguna esperanza de tener un planeta próspero -y mucho menos una empresa próspera- dentro de 50 años, será necesario que todos hagamos lo que podamos con los recursos que tenemos. Esta es otra forma que hemos encontrado para hacer nuestra parte.

A pesar de su inmensidad, los recursos de la Tierra no son infinitos, y está claro que hemos superado sus límites. Pero también es resistente. Podemos salvar nuestro planeta si nos comprometemos a ello.

Os deseo un gran fin de semana, lleno de aventuras y grandes experiencias y mucho amor!

Como siempre, ¡gracias por estar ahí! Ya sabes que me puedes contactar en lprieto@madblue.es y través de las redes sociales como LinkedIn o Instagram. ¿Qué punto de arriba es tu favorito? ¿Qué te gustaría que hablara? Me encantaría conocer tus comentarios o sugerencias, ¡avísame si has visto a un elefante suelto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Tienes más información en nuestra Política de cookies y privacidad